Mi nombre es Mateo Corujo Fernández. Elegí la profesión de fisioterapeuta porque me gusta ayudar a las personas para mejorar su calidad de vida. Mis principios básicos como profesional que intento inculcar a todos mis pacientes son: ejercicio físico, buena alimentación y un descanso adecuado.

El tratamiento fisioterapéutico tiene dos partes: la del profesional y la del paciente. Siempre busco sacar lo mejor de cada persona para su propio bienestar, además de poner todo mi esfuerzo en ayudarle.

Estoy en constante formación y soy una persona proactiva, porque intento siempre estar actualizando mi tratamiento.